Manuel-Mejido-Con-la-máquina-al-hombro-1.jpg
 

Con la máquina al hombro

El periodismo heróico se hacía en el mundo, especialmente entre 1940 y la caída del Muro de Berlín en 1989. Representa una era en la que los reporteros tenían que desplegar inteligencia, audacia y valor para cumplir con sus cometidos, lo mismo en la selva que en el salón de recepciones: igual en una guerra que en la conferencia de paz. Fue un universo que terminó con el advenimiento de internet y el arribo de las comunicaciones satelitales que acercaron la noticia a los lectores, pero que alejaron la investigación personal y el contacto del reportero con la alegría o el sufrimiento humano.

 

 
Manuel-Mejido-México-amargo.jpg
 

méxico amargo

"México amargo" es el resultado de cinco años (1969-1973) de recorrer el país como reportero del diario Excélsior en los que Manuel Mejido entró de lleno en los problemas del campo y de la ciudad, de pescadores y albañiles, de caciques y ejidatarios, de la frontera, los barrios bajos, los niños, la educación, las minas y las fábricas. En él se reflejan el hambre y la explotación como ese trasfondo del que el hombre trata de escapar para caer en la trampa de la gran ciudad.

 

 
Manuel-Mejido-Esto-paso-en-Chile.jpg
 

ESTO PASÓ EN CHILE

Un reportero ha sido testigo de los nefastos días de septiembre de 1973 en Chile. Sus comunicados al periódico Excélsior de la Ciudad de México habrían de ser información para las agencias noticiosas y también para periódicos y revistas de gran parte del mundo. Si la oportunidad y la objetividad fueron las condiciones que permitieron a Manuel Mejido dar cumplimiento a su cometido de informador en el acontecimiento más patético en muchos años --un suceso negro en la nigérrima historia iberoamericana--, su tarea de reportero tuvo cabal apoyo en la investigación, en el conocimiento del medio, en la comprensión de la peculiaridad social de Chile y de su circunstancia político-económica.

 

 
Manuel-Mejido-Los-amos-del-petróleo.jpg
 

LOS AMOS DEL PETRÓLEO

En su época el petróleo convirtió a Rockefeller en el hombre más rico del mundo. Los mismo ocurrió a muchos otros magnates, monarcas y jefes de Estado que han tenido en sus manos el destino de la humanidad por sus vinculaciones a las grandes empresas petrolíferas. El periodista Manuel Mejido nos entrega con este libro no sólo la historia del petróleo, sino el testimonio vivo de los diversos países que en estos últimos años han resucitado al progreso después de casi un milenio de retroceso y oscurantismo.